CON TAL DE CUIDAR SU SALUD, LA CANTANTE Y ACTRIZ SE MANTIENE ALEJADA DEL ALCOHOL.

Con tal de combatir los brotes de ansiedad y depresión que ha venido experimentando anteriormente, la cantante y actriz Selena Gomez ha decidido mantenerse completamente exenta de bebidas embriagantes.

Mientras prepara su regreso por todo lo alto a la industria de la música, la artista de 25 años está plenamente consciente de que el alcohol supone un importante factor de riesgo para su bienestar físico, mental y, por supuesto, también profesional.

View this post on Instagram

I wanna hold you when I’m not supposed to…

A post shared by Selena Gomez (@selenagomez) on

Aunque fue anfitriona durante el cumpleaños de una de sus mejores amigas, cuya identidad no ha trascendido hasta el momento, la intérprete de Un Año Sin Lluvia y Love Me Like A Love Song prohibió a los asistentes que trajeran a su casa cualquier bebida potencialmente peligrosa.

“No había nada de alcohol en la fiesta por órdenes de Selena. En estos momentos Selena está decidida a cuidarse y a evitar cualquier tentación”, explicó una fuente al diario The New York Post.

Este fin de semana Gomez no se olvidó de agradecer en público a una de sus compañeras más queridas de la industria, la polémica Taylor Swift, a quien atribuye un papel fundamental en su proceso de recuperación anímica.

“Quiero aprovechar para decir gracias a la que ha sido mi mejor amiga durante los últimos doce años, casi trece. Y la razón por la que ha sido una de mis mejores amigas en todo este tiempo es porque nunca, jamás, me ha juzgado por las decisiones que he tomado en la vida.

“Siempre ha estado a mi lado cuando lo necesitaba, me ha animado cuando no tenía nada por lo que sentirme animada. No sé si habría podido ser tan fuerte como lo soy ahora sin ti y sin tu familia, porque la verdad es que me has cambiado la vida”, expresó sobre el escenario del Reputation World Tour.