LA COLOMBIANA ADMITE QUE PREFIERE ANDAR CON PANTALONES DEPORTIVOS Y EL CABELLO RECOGIDO EN UN MOÑO.

 

Este mes de junio, y por primera vez en siete años, Shakira regresará a los escenarios con El Dorado World Tour, una serie de conciertos que no enfrentará sola, ya que estará acompañada por Milan y Sasha, los pequeños producto de su relación con Gerard Piqué.

“Para ser sincera, me siento agotada todo el tiempo”, admitió en entrevista con Billboard. “No es sencillo, seguir adelante con mi carrera con la misma intensidad y compromiso que siempre y al mismo tiempo ser el tipo de madre que quiero ser. Pero estoy descubriendo cómo hacerlo paso a paso. Ellos están en una edad maravillosa, 3 y 5 años. Estoy disfrutando mucho de ellos y tienen muchas ganas de compartir conmigo la vida en la carretera. Voy a llevármelos conmigo, pero tampoco voy a permitir que lo absorban todo. Hay que encontrar un equilibrio: deben poder vivir sus vidas sin sentirse desbordados por la fama de su madre”.

Aunque es célebre por sus bailes imposibles y sensuales en sus videos y giras, la intérprete de Me enamoré y Trap no se mira así misma de esa forma, es más nunca se ha sentido del todo a gusto con esa reputación de ‘Mujer Fatal’.

“Yo no me siento como un sex-symbol. Es posible que mucha gente me perciba como tal, y que otra tanta no lo haga. Para otros soy alguien que les ha acompañado a lo largo de sus vidas con mi música y hacia quien sienten cariño. Algunos días sí que pienso: ‘Ohhh, estoy impresionante’. Pero tengo muchos otros en los que voy con pantalones deportivos y un moño. Supongo que todas las mujeres tenemos ese lado camaleónico. Somos un poco madres, un poco profesionales trabajadoras y un poco sexys. Todas somos capaces de tener ese equilibrio, a cualquier edad”.