Fred Durst, a quien recordamos especialmente por estar detrás del micrófono y la gorra roja en Limp Bizkit, apareció en redes sociales con un inesperado look que además de sorprender por lo diferente que se ve a la época de gloria de “Rollin’” y de paso, recordarles a sus fans que ya entró a la categoría de ser un don.

Luego de que todas las publicaciones de su Instagram desaparecieran repentinamente, el intérprete reapareció con bigote de candado y cabello rubio con prominentes canas, luciendo bastante diferente a como estamos acostumbrados a verle.

https://www.instagram.com/p/CR2-TB2Ha2a/?utm_source=ig_embed&ig_rid=06860613-75c5-4d81-b80b-3f328bcbfe84

Algunos comenzaron a comentarle que parecía el luchador Hulk Hogan o incluso que le daba un aire a Bon Jovi, mientras que en su biografía ahora aparece la frase “¿Estás confundido? Clásico”.

A pesar de ello, vale la pena recordar que Fred Durst ya tiene 50 años, dos hijos y se ha divorciado en tres ocasiones, además de que han pasado más de dos décadas del debut de Limp Bizkit en 1997 con “Three Dollar Bill, Yall$” y posteriormente, “Significant Other” con “Nookie”, “Break Stuff”, seguido de Seguido de “Chocolate Starfish and the Hotdog Flavored Water” en el 2000, con temazos como «My Way», “My Generation” o “Take a Look Around”.

Es difícil pensar que es el mismo Fred Durst que actuó con Limp Bizkit en el desastroso Woodstock de 1999 y quien ha estado envuelto en tantas polémicas a lo largo de su carrera musical; aunque también no podemos descartar la idea de que podría tratarse de un cambio de look para promocionar algo de material nuevo o algo temporal.

Es por eso que varios de sus fans destacaron que están “esperando por los chistes de papá”, actuando realmente sorprendidos por la nueva apariencia de Fred Durst, la cual provocó que más de uno de sus seguidores se sintieran «viejos».

En Vivo

En Vivo